Tras el subcampeonato de la Liga Andaluza de Raids de 2014, nuestro equipo Élite de Raids Paralelo 37 La Senda Trail esperaba con ansias comenzar la LARA 2015 para tratar de dar mucha guerra, y mejorar los resultados de la pasada campaña si es posible.

La primera prueba nos citaba en la localidad de Alhama de Almería, y algunos municipios vecinos, como Instinción y Alicun. Encima, la liga comienza por la puerta grande, pues esta prueba se enmarca dentro del calendario de la Liga Española de Raids, lo que aumentaría si cabe un poco más su dureza.

El Raid se planteaba en dos jornadas, 9 + 5 horas, con un recorrido total de unos 140 kms. La batalla se planteaba dura, puesto que 8 equipos lucharían por la victoria absoluta en la categoría Élite, con varios equipos de Murcia, Comunidad Valenciana y Madrid.

Comenzamos el Sábado con un score urbano, corto y rápido, donde orientamos bien y llegamos a la primera transición justo detrás de MalvaricheRaid (Murcia).

De ahí, comenzamos la segunda sección, un OBM de Liga Española, donde se realizaba una ascensión exigente de un gran puerto de montaña, de cerca de 20 kms. Teníamos contacto visual con la cabeza de carrera, cuando en mitad del ascenso del puerto, nos cogen y adelanta el equipo de Desafios 2.0 (Madrid), que sorprende por tratarse de un equipo mixto, en el que la fémina viene tirando del grupo.

Coronamos el puerto apenas un par de minutos tras Desafios 2.0, y decidimos arriesgar en la bajada tomando un camino menos principal pero más corto, tratando de cazar al equipo que nos precede. Decisión errónea, al encontrarnos con una pista que acaba muy rota, y en el que tenemos que cargar con las bicis para tomar el carril principal. Rápido descenso, en el que llegamos a la siguiente transición, apenas 15 y 5 minutos de los equipos que nos preceden.

Siguiente tramo, Trecking y barranco, en el que cazamos a Desafios 2.0, que tiene dificultades con el material de escalada, y en mitad del barranco, conseguimos adelantarlos y tratamos de distanciarlos en el camino hacia Alhama. Rápida transición, para llevar a cabo un score urbano con alguna prueba especial. Nos vamos cruzando con casi todos los rivales, los 5 primeros equipos de Élite separados por apenas 15 minutos, el Raid se va a jugar por pequeños detalles.

Llegamos segundos a la transición del penúltimo segmento, otro OBM no muy largo, pero con un par de zonas de gran desnivel, una incluyendo casi medio kilómetro de pateo con la bici a cuestas. Finalizando el tramo de OBM, vemos como Desafios 2.0 se nos acercan, van muy finos sobre la bicicleta. Volvemos a Alhama, para la última transición, quedando por afrontar un trecking de montaña con muchísimo desnivel, y en el que la estrategia y las fuerzas, van a decidir mucho del Raid, al ser imposible ir a por todas las balizas.

Comenzamos la ascensión, marcando la estrategia. Planteamos dejarnos dos balizas, situadas en una cota y una cresta, que nos obligaría a hacer un fuerte ascenso. Mientras vamos siguiendo una senda bien marcada, vamos pendientes de contar las curvas del camino para encontrar la siguiente baliza. Tras momentos de dudas, nos damos cuenta que nos hemos pasado la baliza, y dudamos si volver o no a por ella. Se trata únicamente de 1 punto, pero puede ser crucial. Para no bajar el mucho desnivel y volver a subirlo, decidimos cambiar la estrategia, dejamos esa baliza, subimos a las dos de las cotas, y dejamos tres de menos valor. Ahora el tiempo corre en nuestra contra.

Apretamos, y tratamos de atrochar para acortar el camino. Tras un par de balizas, alcanzamos a Malvariche, que seguía en cabeza. Uno de sus integrantes, parece tocado, con bastones de trecking, vislumbra una leve cojera. Estamos delante, pero con una baliza dejada atrás, nuestra baza es la de ser los únicos en coger las balizas de las cotas. Subimos como podemos, a ratos a cuatro patas. Las encontramos, comenzando a oscurecer. Tendremos que descender casi sin luz, desniveles de más del 20%. A falta de 15 minutos para el cierre de Meta, estamos a unos 2 kilómetros de meta, muy fatigados. Nos ponemos los chalecos reflectantes, y lo damos todo para entrar en tiempo.

Con 6 minutos de margen, damos por cerrada la etapa, habiéndolo dado todo, y a la espera de ver la estrategia del resto de equipos. Sorpresa mayúscula, cuando a falta de 2-3 minutos para el cierre, vemos llegar a meta el equipo de Desafios 2.0, que al igual que nosotros, habían apurado al máximo para tratar de picar las balizas de las cotas. El sábado se cierra con Desafíos 2.0 en cabeza, por 1 punto, y 2 minutos (al haber estado más tiempo neutralizados en el barranco). El domingo, nos tocará atacar a un rival que se ha mostrado muy fuerte.

El domingo consta de 3 secciones, que a priori, si no se cometen errores, se puede realizar completamente. Dependemos de no fallar, y que los líderes tengan problemas. Primera sección, Orientación específica a pie y patines, que debe de durar al menos 1 hora, y completar el recorrido score en OBM. Tomamos el mapa y planificamos la ruta a seguir. Nos olvidamos un poco del condicionante tiempo, y marcamos un itinerario más largo de lo aconsejable a pie.

Esto hace, que lleguemos a la prueba de patines casi los últimos, lo que nos empieza a dar presión. Confiados en que el recorrido de patines está marcado, guardamos los mapas, hasta que nos perdemos entre las calles de una pequeña pedanía próxima a Alicun. Tras perder unos 20 minutos, llegamos a la transición de OBM, donde encima nos damos cuenta que habíamos perdido uno de los mapas, y Gabi vuelve con la bici por el recorrido de patines para buscarlo.

Tomamos las bicis los últimos, con el tiempo ya muy justo, lo que provoca que a las primeras de cambio, volvamos a perdernos, y demos vueltas sin encontrar el camino correcto. Tras otros 15 minutos sin rumbo, conseguimos centrarnos y coger de nuevo el ritmo. Nos quedan pocas balizas que hacer hasta la transición, pero se nos complica poder picar todas las balizas.

Al llegar a la última transición, pocos equipos quedan sin haber salido. Tenemos 1hora y 20’ para hacer los 8 kilómetros de trecking de montaña, que incluyen las pruebas de tiro con arco, con marcadora y escalada.

Marcamos un buen ritmo, arriesgamos atrochando por algunos barrancos, y vamos adelantando competidores. Conseguimos adelantar justo a dos equipos de élite antes de las pruebas de tiro, lo que nos evita retrasos, y vamos directos a la escalada, que vale 10 puntos y es clave para al menos asegurar la segunda plaza. Llegamos y debemos hacer cola, pero nos animamos al ver que Desafios 2.0 no ha llegado, quizás se han perdido. Nada más allá de la realidad, habían ido a hacer las últimas dos balizas situadas en la parte alta del pueblo, y ya solo les quedaba la escalada, teniendo tiempo suficiente. Sin opciones, decidimos saltarnos las dos balizas que nos faltan, de 1 y 3 puntos, puesto que ya no nos podrían alcanzar los que nos perseguían.

Se cerraba así una batalla titánica, 14 horas de esfuerzo máximo con unos rivales que nos hicieron exprimirnos pero que al menos esta vez, se mostraron intratables. Un segundo puesto que nos alegra, pero que nos demuestra que tenemos que seguir mejorando nuestro físico y nuestra orientación.

Seguiremos dándolo todo en la Liga, nos vemos en Sierra Norte de Sevilla.

Cronica por: Paco Bicioso